La novena de Rafa Nadal

916CCF26729317A87EC99267134AA2_h498_w598_m2

Estamos de fiesta. Rafa Nadal, nuestro mallorquín más internacional, ha conquistado otra vez a su público en París. Ya son 9 veces las que ha conseguido ganar la final y coronar este campeonato. Verle emocionado mientras se alzaba la bandera me ha hecho pensar que puede estar pasando por su cabeza o sintiendo su cuerpo. Y creo que sencillamente ha sido reconocerse como deportista en un trabajo muy bien hecho, a su equipo y familia, valorar a su público y todo para poder sentir el triunfo reflejado una vez más mientras izan la bandera.

Mi pensamiento al verle es el siguiente: SER LÍDER y mantenerse año tras año en lo más alto implica un mantenimiento de esfuerzo y mejora diaria. A veces la suerte si que puede ser un factor importante pero más en días puntuales y un día juega a favor y otro en contra de la persona. Hay veces que parece que nos quedamos con ese día, con ese momento para bien o para mal.

Una carrera como la de Rafa Nadal hay que verla en el tiempo, darse cuenta que es el trabajo y el esfuerzo de una máquina casi perfecta que como los Ferrari van mejorando en cada competición.

Ser un mito para la historia, en una especialidad y deporte tan duro como es el tenis requiere un cuerpo trabajado a golpe de entrenador personal cada día, una visión realista a largo plazo, una técnica diferente que sorprenda al contrincante y eso lleva un estudio previo centrado en el objetivo que es superar cada obstáculo y tener la estrategia clara. Ser capaz de pensar con un pensamiento lateral ayuda mucho y eso se trabaja.

Cuando el sueño de una persona se va forjando con el tiempo, las estrellas se cuadran para que se haga realidad, eso sí, siempre que tu capacidad de escucha, mente, disciplina y físico vayan unidos. A veces no conocer tu campo con exactitud te limita en tus expectativas.

La excelencia siempre llega cuando estás preparado y tienes las herramientas adecuadas para hacer de su talento y habilidades un mito. Ver llorar a uno de los mejores deportistas de la historia dice mucho.